Hoy estoy contento

No, no sólo contento, exultante. Un alumno ha leído algo de este blog. Quizá alguno más lo haya hecho, pero uno me ha preguntado en clase por algo que había leído aquí.
¡Qué maravilla!
Porque … ¿de qué sirve un profesor si lo que cuenta no motiva en nada a ninguno de sus alumnos?
Así que, uno de los problemas que nuestro “filósofo” Thales de Mileto había planteado sobre una corona circular resulta que:

El problema decía así:


“Dadas dos circunferencias concéntricas trazamos una tangente a la interior que cortará a la exterior en 2 puntos. La distancia entre cualquiera de estos puntos y el punto de tangencia es 1 m. ¿Puedes hallar el área de la corona circular que determinan las dos circunferencias?